Detenido un policía que planeaba comerse a mujeres

NUEVA YORK – Gilberto Valle pretendía secuestrarlas, violarlas, torturarlas, matarlas e ingerir después partes de sus cuerpos

Un policía neoyorquino ha sido detenido acusado de querer secuestrar, violar, torturar, matar y cocinar mujeres y comer partes de sus cuerpos, ha indicado la fiscalía federal estadounidense.
Gilberto Valle, de 28 años, fue arrestado el miércoles por agentes del FBI (Oficina Federal de Investigaciones estadounidense) y detectives del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, según sus siglas en inglés), en su casa de Forest Hills, Queens (noreste), según un comunicado de la fiscalía.
“En septiembre de 2012, el FBI tomó conocimiento de que Gilberto Valle, el acusado, un oficial de policía de Nueva York, estaba enviando correos electrónicos y mensajes desde su ordenador personal discutiendo planes para secuestrar, violar, torturar, matar, cocinar y comer partes de mujeres”, afirma la denuncia.
Según consta en el acta de acusación, Valle almacenó en su computadora fichas de al menos 100 mujeres, con nombre, fotografía y a menudo otros datos como su dirección y descripción personal. Se cree que obtuvo parte de esta información de la base de datos de la propia policía, lo que en sí constituye otro crimen. El FBI ha dicho haber identificado y entrevistado a diez de esas mujeres, cada una de las cuales ha confirmado que conocía al acusado.
Mensajes interceptados
Valle habría dado pasos para avanzar con su idea localizando a sus potenciales víctimas, vigilándolas en su casa y lugares de trabajo y “trabajando en su ‘plan operativo’ para secuestrar y ‘cocinar’ a una mujer, investigando sobre métodos para drogar mujeres y acordando con al menos otro individuo el secuestro de una mujer a cambio de una suma de dinero”.
En uno de los mensajes interceptados por el FBI, Valle se está comunicando con uno de sus secuaces y cuando este le pregunta “¿cómo estuvo su comida?”, el acusado le responde que se “reunirá con ella el domingo”. De acuerdo con la investigación, Valle contactó con una de sus potenciales víctimas y se encontró con ella para almorzar en un restaurante al domingo siguiente.
En otra conversación, un individuo no identificado le preguntó a Valle “¿cuán grande es tu horno?”, a lo que el policía contestó: “Lo suficientemente grande para meter a una de esas chicas si doblo sus piernas”.
Valle está acusado de varios cargos, el principal de ellos secuestro, que le puede costar prisión de por vida y una multa máxima de 250.000 dólares o dos veces el monto exigido como rescate.
El fiscal federal de Manhattan, Preet Bharara, ha indicado que “este caso es aún más perturbador cuando se considera la posición de Valle como oficial de policía de Nueva York y su juramento de proteger y servir a la sociedad”.
Una responsable del FBI, Mary E. Galligan, ha sostenido que “sería un mero eufemismo decir que las palabras y acciones de Valle son chocantes”. “Las acusaciones en la denuncia no necesitan descripción para nosotros. Hablan por sí mismas”, ha manifestado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*