Thursday, June 4, 2020

Ahh mi dulce adicción

mayo 6, 2010 por  
Archivado bajo Charlie's Blog, Familia

Yo no se si fue porque de chico no comí «suficientes» dulces o si es algo que esta en mis genes (a mi mama también le gustan mucho) o simplemente porque me gustan, pero lo que si se es que mi adicción a lo dulce es tan fuerte, que en cualquier momento puedes encontrar una libra y media de dulces escondidos en mi casa, mi carro, escritorio, refrigerador, alacena, floreros, respaldos de sofá, cajones y hasta en el horno. 

Apenas la semana pasada platique con mi familia acerca de esto y en ese entonces concluí que debería hacer sido porque de chico no comí mucho dulce. Les decía que ahora ya de grande, cuando voy a la tienda y paso por la sección de dulces, me brinca el corazón y quiero «desquitarme» comprando en exceso lo que me encuentre.  Pero también me pongo a pensar, que tal si esta en mis genes. Mi mama tiene casi el mismo problema, solo que lo de ella es mas leve.  Eso si, entre los dos, nos podemos comer  un pastel en dos patadas.   Mi problema es tan grave, que llevo 1 hora tratando de terminar este párrafo, pero volteo a ver la foto de arriba y me distraigo…mmm Pretzels con cremaaa!!

Sabes que? Ahora que lo pienso, no me acuerdo haber tenido este problema cuando era «mas joven». Creo que todo comenzó cuando pude comprar mis propios dulces en cantidades grandes.  Cuando salí de mi casa a los 17 años ya no tuve quien me dijera que comer o no comer. Así que me di vuelo y en mi alacena tenia mi sección de Pingüinos, Twinkies, Chocolates de barra, Kisses, Caramelos y otra sección para Cajeta, leche condensada y obleas.  Aun así, en ese tiempo mi problema no era tan grave.

No te ha pasado que has ido a comer a esos lugares donde tienen buffet y comes hasta mas no poder. Te ofrecen carne asada (mi comida favorita by the way), salchicha o lo que sea pero dices «no, ya no puedo mas, no me cabe ni un pedacito mas. Ahh pero te ofrecen un pedazo de pastel de zanahoria con nieve de vaini.. «ah como no, pásamelo» y se lo arrebatas.  Te lo terminas hasta limpiar el plato, volteas a ver a tu esposa y le preguntas «Te vas a comer ese pedazo?, digo, para no desperdiciarlo».  Saliendo del restaurante no solo tomas una menta sino agarras un puño y antes de que te pongas el cinturón bah, se acabo!!   Llegando a la casa, pones una de las películas que rentaste y te sientas con 2 paquetes de M&Ms con almendras y una barra de un chocolate bien raro que compraste en la farmacia, que disque de dieta.  Como eran 2 películas, te vas a la cocina y sacas el corn flakes, lo pones en un baso y le pones leche condensada arriba mmmm leche condensadaaaa.  Como opción 2, haces palomitas y le pones mantequilla extra y un chorro de cajeta arriba mmmmm…  No te ha pasado esto???  No?  hmmm huh…a mi tampoco, pero que loco no?  huh..este…jeje.

Te preguntaras, como anda mi nivel de azúcar.  Bueno, después de desayunar anda entre 80-85 (lo normal es 70-110).  De hecho,  cuando se me baja el azúcar me sudan las manos, me da la temblorina y casi me desmayo.  Ah pero después de un par de Gancitos Marinela y unos Twinkies me normalizo.  Trato de hacer ejercicio y no comer tanto mugrero pero a veces es difícil.  Eso si, estoy totalmente decidido a hacer la dieta de la limonada y seguir haciendo ejercicio. Yo creo que el lunes la empiezo…si, el lunes…definitivamente…Yep, el lunes.

Charlie

Comentarios

Una Respuesta a “Ahh mi dulce adicción”
  1. elsie dice:

    yo pienso que es una adiccion, mi papa tambien es igual y el asi ha sido toda su vida ya el ahora tiene 80 años y esta mas sano que nadie de la familia, su nivel de azucar, colesterol y su corazon estan perfectamente bien, y asi como a ti le fascina todo lo dulce.

QUE ONDA!

Platicanos lo que piensas...
Ah y si quieres mostrar una foto con tu comentario, ve por un gravatar!