Wednesday, August 5, 2020

La Mussara – Leyenda Urbana

febrero 26, 2012 por  
Archivado bajo Historias, Leyendas Urbanas

La Mussara es un pueblo abandonado situado en la provincia de Tarragona en España. Se tiene referencias de su existencia ya en el siglo XI y quedó deshabitado en 1950.

Apenas quedan en pie unas pocas casas y la iglesia de San Isidro, en cuyo interior es habitual hallar restos de ceremonias de algún tipo de ritual, se han obtenido psicofonías y se han visto luces y extraños seres.

Existe una piedra que, según la tradición, popular, conduce a la “Villa del 6”, un supuesto “lugar” ubicado en algún universo paralelo, en otra parte… ¡Y es que se han producido desapariciones inexplicables! Algunas son de difícil comprobación

-En 1995, un ingeniero alemán que trabajaba por esa zona, desapareció por completo durante tres horas. Luego volvió a aparecer sin recordar nada en absoluto.

-Un vecino desapareció para reaparecer en EEUU sin que pudiera justificar cómo había llegado allí.

Pero existe una que todavía no se ha resuelto.

Un 16 de octubre de 1991 un grupo de cuatro amigos salió a recoger setas. Conocían perfectamente la zona e iban charlando entre ellos, en grupos de dos. De repente, Enrique Martínez Ortiz dejó de hablar: Se había desvanecido. Lo buscaron sus compañeros, la guardia civil dio una batida ayudándose con perros… ¡Nada!

Se encontró su cesta con una seta en un lugar llano (próximo a la piedra de villa del 6) y su coche estaionado con sus cosas en el interior, incluso una medicación que debía tomar.

Pero los amigos de ese hombre siguieron buscando por su cuenta y haciendo batidas. En una de esas ocasiones Jorge Roberto Boluda explica que se hallaban descansando en una de las casas abandonadas cuando, en torno a la media noche, le alertó oír cascos de caballos procedentes de la iglesia. Aquello no tenía sentido y la iglesia de San Isidro, además, se encarama sobre un precipicio. Fue para allá y lo que vió no lo olvidará nunca: Divisó dos seres semitransparentes ataviados con lo que parecían túnicas, pero en el interior había cuatro o cinco más y vió como movían algunas piedras. Esos seres pasaron muy cerca de él pero, aunque intentó hablarles, lo ignoraron por completo. De pronto dejó de verlos.

Como en el pueblo de Ochate y en otros lugares en los que se han producido hechos inexplicables, una vez más se habla de niebla y de luces extrañas.

QUE ONDA!

Platicanos lo que piensas...
Ah y si quieres mostrar una foto con tu comentario, ve por un gravatar!