Monday, December 10, 2018

La última comida de un condenado a muerte

mayo 23, 2013 por  
Archivado bajo Artículos, Increíble

La pena de muerte es un castigo legal en muchos países alrededor del mundo. En Estados Unidos, se les concede a los condenados el derecho a elegir su “última cena”, es decir, pueden decidir el menú de su preferencia antes de que se concrete su ejecución por inyección letal o silla eléctrica.

La última comida para un condenado está regida por un reglamento que recibe distintas interpretaciones según las autoridades que lo aplican. En el Estado de Virginia, por ejemplo, son inflexibles, y el condenado debe elegir entre uno de los 28 menús rotativos que se comen en la cárcel.

En Texas, en cambio, el cocinero penitenciario trata de adaptarse a lo solicitado. Por ejemplo, un condenado pidió un “filet mignon” y el cocinero lo reemplazó con una hamburguesa. En otro caso, un condenado pidió 24 tacos y se le permitieron 4.

El Departamento Correccional de Florida tiene publicado en Internet toda la información acerca de las rutina del Corredor de la muerte, denominación que se le da a la sección de la prisión donde se aloja a los prisioneros hasta el momento de su ejecución.

Comidas en el corredor de la muerte

• A los condenados a muerte se les sirven tres comidas al día: a las 5:00 am, de 10:30 am a 11:00 am y desde 4:00 pm a 4:30 pm. La comida es preparada por el personal penitenciario y transportados en carros térmicos hasta las celdas. A los reclusos se les permite platos y cucharas para comer sus comidas.
• Antes de la ejecución, un preso puede solicitar una última comida. Para evitar la extravagancias en la comida de la última cena, la comida solicitada no podrá costar más de U$S 40 y deberá realizarse solamente con productos comprados localmente.

Autoridades carcelarias de Texas en el 2011 decidieron eliminar la última cena en este estado . La medida fue derogada, luego que un senador estatal criticó el costo de los alimentos que se le sirvieron a Lawrence Russell Brewer, un supremacista blanco ejecutado .

Brewer fue condenado a la pena capital por amarrar a su auto a un afroestadounidense a quien arrastró hasta causarle la muerte en 1998.

El reo pidió como última cena dos filetes de pollo frito, una hamburguesa triple de carne con tocino y queso, okra frita, medio kilo de barbacoa, tres tacos de fajitas, una pizza, y como postre medio litro de helado y una barra de dulce de crema de cacahuate. Sin embargo, Brewer decidió no probar bocado, con lo que utilizó la cortesía de la última cena como una última forma de molestar a los guardias y al sistema penitenciario estatal.

John Wayne Gacy

John Wayne Gacy, violó y asesinó a 33 niños y adolescentes, entre 1972 y 1978. Ejecutado a la edad de 52 años, mediante inyección letal, en el Centro Correccional Stateville de Illinois, en 1994. Su última cena consistió en pollo frito Kentucky, baked beans (judias cocinadas en salsa de tomate picante), patatas fritas, un batido de chocolate y fresas (que no se le sirvieron).

Allen Lee Davis

Allen Lee Davis alias “Tiny” de 54 años, condenado, por robo y 3 cargos de asesinato, a la Silla eléctrica en Florida, en el año 1999. Su última cena fue: cola de langosta, patatas fritas, camarones fritos, almejas fritas y 2 rodajas de pan de ajo.

Lewis Gilbert

Lewis Gilbert fue declarado culpable del asesinato de un guardia de seguridad y dos ancianos. Fue condenado a muerte y le dieron un cóctel letal de drogas en la Penitenciaria del Estado de Oklahoma en el año 2003. La última cena fueron 2 tarrinas de helado de vainilla y algunos cucuruchos.

Timothy McVeigh

Timothy McVeigh de 33 años de edad, condenado a muerte por 168 cargos de asesinato en Indiana. Ejecutado con inyección letal en el año 2001. Su última cena fue un kilo de helado de menta con trocitos de chocolate.

Thomas Treshawn Ivey

Thomas Treshawn Ivey fue condenado a muerte por matar a un empresario y a un sargento de policía, en 1993. A los 34 años de edad, se le administró una inyección letal en el Instituto Correccional de Broad River en Carolina del Sur, en el año 2006. Para su última cena pidió un donut y un batido de chocolate.

Ricky Ray Rector

Ricky Ray Rector de 42 años, condenado a muerte por 2 cargos por asesinato y ejecutado con inyección letal en 1992, en Arkansas. Su cena fue un filete, pollo frito, zumo Kool-Aid de cereza y de postre pastel de nueces. El pastel de nueces se lo reservó “para más tarde”, segun le comunicó al guardia que le acompañaba.

Gary Mark Gilmore

Gary Mark Gilmore cometió varios robos y dos asesinatos en Utah. Su caso ganó repercusión internacional por haber pedido, el mismo, la pena de muerte. Fue fusilado en la Prisión Estatal de Utah, en 1977. La cena que pidió, la noche antes de su muerte a los 36 años, consistía en seis huevos duros, pan y café. Sólo se bebió el café.

Ronnie Lee Gardner

Ronnie Lee Gardner, 49 años de edad, condenado a pena de muerte por robo en varias casas y 2 cargos por asesinato. Fusilado en el año 2010 en Utah. En su última cena tomó cola de langosta, filete, pastel de manzana y helado de vainilla. Mientras comia, estuvo leyendo la trilogía de El Señor de los Anillos.

Louis Jones Jr.

Louis Jones Jr, ex sargento de las fuerzas especiales en EEUU, fue declarado culpable del secuestro, violación y asesinato de una compañera, también de las fuerzas especiales, de 19 años de edad, en Indiana. Fue ejecutado en el Complejo Federal Correccional Terre Haute de Indiana, en el año 2003. Su última cena consistió en una selección de frutas variadas.

Theodore Bundy

Theodore “Ted” Bundy, 43 años de edad, condenado a pena de muerte por violación, necrofilia, fuga de la cárcel y 35 cargos de asesinato. Ejecutado en la silla eléctrica en 1989, en Florida. Declinó elegir una cena especial y le dieron la última cena tradicional: filete poco hecho, huevos fritos, patatas fritas en tiras, tostadas con manteca y jalea, leche y un zumo de naranja.

James Hudson

James Hudson asesinó a una pareja de 64 años de edad con una escopeta, con el antecedente además de haber disparado al hermano de unos de ellos con el mismo arma, dos años antes. Condenado a muerte, fue ejecutado en el Centro Correccional Greensville de Virginia, en el año 2004. Como última cena pidió una galleta cream cracker y seis Coca Colas.

Eddie Lee Mays

Eddie Lee Mays fue condenado a muerte por robo y asesinato y ejecutado en la silla eléctrica en el Correccional de Sing Sing de Nueva York, en 1963, a los 34 años de edad. Como último deseo rechazó la cena y pidió un paquete de cigarrillos Pall Mall y una caja de cerillas.

Stephen Anderson

Stephen Anderson, 49 años, condenado a muerte por robo en viviendas, agresión, fuga de la cárcel y 7 cargos por asesinato. Ejecutado mediante inyección letal en el año 2002, en California. Para su última cena pidió dos sandwiches de queso a la plancha, queso cottage con rábano y maiz, pastel y un helado con chips de chocolate.

Jackie Barron Wilson

Jackie Barron Wilson, culpable de violar y asesinar a la niña Maggie Rhodes, de cinco años de edad, fue condenado a muerte y ejecutado con inyección letal en la Penitenciaria del Estado de Texas, en el año 2006. Su última cena fue una cebolla cruda, 2 coca colas y un paquete de chicles.

Victor Feguer


Victor Feguer, culpable de asesinato en Iowa en el año 1963, fue condenado a muerte por ese cargo. Como última cena pidió una simple aceituna. Segun él, al comer la aceituna, un olivo nacería de su cuerpo como un símbolo de paz.

Todas las personas tendrán su última cena. La mayoría, para su suerte, comerán un plato cualquiera sin darse cuenta que ese es el último. Es el conocimiento del desenlace inminente lo que diferencia a la cena que comen los condenados con cualquier otra en el mundo. El extraño restaurante que sirve tan exclusivo menú, queda en el corredor de la muerte.

Las imágenes pertenecen a la colección del fotógrafo Henry Hargreaves llamada “No Seconds” y al artista británico James Reynolds en una serie de fotografías que documentan las solicitudes de los condenados a muerte para su última cena antes de la ejecución.

Comentarios

Una Respuesta a “La última comida de un condenado a muerte”
  1. leonel crespillo dice:

    Me cago …

QUE ONDA!

Platicanos lo que piensas...
Ah y si quieres mostrar una foto con tu comentario, ve por un gravatar!