Los hombres en Taiwán tendrán que orinar sentados en los baños públicos

El ministro de medio ambiente de Taiwán Stephen Shen ha pedido a todos los hombres de ese país que orinen sentados. Este hecho ayudaría a mantener los baños públicos más limpios e higiénicos. El funcionario, que confesó que ya él lo hacía, dijo que pedirá a los gobiernos locales que coloquen carteles sugiriendo este cambio de hábitos entre los usuarios masculino de los urinarios públicos.

El Gobierno taiwanés quiere seguir los pasos al cambio de costumbre que ya aplican Japón y Suecia con el modo de orinar de sus ciudadanos.

En estos países ya un alto porcentaje de hombre ha renunciado a hacer pis de pie en nombre de una mayor higiene, según publicó ‘ The Huffington post’.

En Suecia, incluso, algunos pediatras, aseguran que orinar sentado es bueno para la próstata y la salud sexual.

Muchas mujeres en las redes sociales recibieron la sugerencia del ministro taiwanés con beneplácito, mientras que muchos de los aludidos  comentaron que sería muy difícil abandonar costumbres arraigadas.

Los funcionarios del Ministerio de Protección Ambiental de Taiwán, sin embargo, insisten en la viabilidad de su petición y el propio ministro aseguró que ya él orinaba sentado en los baños públicos y hasta en su casa.

Taiwán tiene unos 100,000 baños públicos y el Gobierno considera que el mal olor y las salpicaduras que despiden estos lugares se pueden eliminar cambiando la costumbre masculina.

Los hombres en Taiwán tendrán que orinar sentados en los baños públicos

2 Comentarios

  1. Desde 1997 estoy haciendo esta práctica con excelentes resultados. Escribí un artículo y lo publicaron en la Revista UNO del periódico Listín Diario, en el cual señalo como beneficios los siguientes: Eliminar la prisa en los hombres, ser más higiénicos, eliminar el mote de asquerosos, cochinos, dejar de ser violentos porque no tenemos que sacudir, proteger la próstata,ser más cariñosos con nuestro pene, secándolo con un pedazo de papel al terminar.
    En Casa de la Masculinidad promovemos esta práctica como parte del proyecto Reconstrucción de la Nueva Masculinidad.

    Un abrazo,

    Gregorio

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*